Estrategias para elegir un dominio de internet

El E-commerce y el marketing online avanzan a pasos agigantados. Las empresas buscan intensamente la mejor manera para llegar a los usuarios y poder vender sus productos y/o servicios a través de Internet. Pero qué hace falta para que esto ocurra. En la teoría suena sencillo, pero en la práctica no siempre lo es.

En primer lugar, la dirección de internet es sumamente importante. En pocas palabras, es la identidad que una empresa o tienda online tiene. Es lo mismo que ocurre con el lugar físico que tiene un negocio tradicional ubicado en cualquier calle o centro comercial. Una vez que el usuario identifique ese domino o lugar, volverá una y otra vez. Si se elige una dirección de internet equivocada o incorrecta, las ventas y las visitas no serán las esperadas.

Estrategias para elegir la dirección de internet.

En SEO es indispensable contar con palabras claves, meta descripción y contenido de calidad para generar un buen contenido y aparecer primero en los buscadores. Si se utiliza correctamente cada una de estas herramientas, la posición en el buscador será cada vez mejor. Por supuesto que no es lo único a tener en cuenta, pero el domino es muy importante. Por esto, siempre hay que tener una lista de aproximadamente 20 palabras claves relacionadas al negocio y los productos. Si tienes una tienda de venta de auto, en el dominio tendría que aparecer una palabra relacionada.

El dominio debe ser corta, debe ser fácil de escribir, sencillo de pronunciar y sobre todo no debe costar recordar. Además, la investigación en la web es importante para saber cuáles son las palabras claves más buscadas.

Otra forma es diseñar un dominio que haga solamente mención a la marca. Para esto se necesita un fuerte trabajo SEO que sea el encargado de atraer tráfico.El seo se encargara de armar correctamente la página para que los usuarios entren.
También debe ser fácil de recordar, pronunciar y escribir. No debe parecerse a otros para no perder visitas y tampoco debe infringir leyes de propiedad intelectual. Hay que buscar la forma de relacionar el nombre de la marca con los productos.

Busca dominios libres y comienza tu aventura en la red.